COMUNIONES

Me encanta trabajar con niños, son los más espontáneos, en 10 minutos ya se han acostumbrado a la cámara. Con ellos todo es mucho más fácil, sólo hay que dejarse llevar y esperar a que el viento sople.